BMW X6, un todocamino para conductores exigentes
En 2010, BMW sorprendía a todos con el lanzamiento de su todocamino X6, un coche que mezclaba el frontal de un SUV con una zaga de aires cupés nunca visto hasta la fecha. Fue la gran apuesta del fabricante alemán. Todo un éxito, por cierto. Ahora, ha decidido darle una actualización cons ligeros retoques que afectan tanto a su estética como a su rodadura.

En efecto, el X6 renueva su estampa con un diseño más moderno y con una batería de mejoras que lo hacen, si cabe, más atractivo. Según BMW, el espacio destinado para los ocupantes del X6 es mayor que en la generación anterior. De entrada, la longitud crece 3,2 centímetros para alcanzar 4,87 metros, mientras que la altura también alcanza los 1,74 metros. Asimismo, el maletero ha aumentado la capacidad 20 litros para alcanzar un total 580 litros con cinco asientos o 1.525 litros en el caso de dos. En el habitáculo también hay novedades, pues se ha añadido la pantalla del navegador que lleva el Serie 7 y buena parte de los materiales que recubren el salpicadero son de la Serie 6 de mejor calidad.

Con respecto a las mecánicas, todos los motores cumplen la normativa de emisiones Euro 6 gracias a una reducción media del consumo que el fabricante alemán ha acotado en 22 por ciento y está compuesta por dos mecánicas gasolina (35i de 306 caballos y 50i de 450 caballos) y tres turbodiésel (30d de 258 caballos, 40d de 313 caballos y M50d de 381 caballos). Además, esperamos que en abril de este mismo año llegue a los concesionarios el espectacular X6 M con la friolera de 575 caballos.

BMW X6, un todocamino para conductores exigentes
Todas las variantes incluyen de serie cambio automático, así como tracción integral a las cuatro ruedas (xDrive), siendo el más asequible el 35i (74.800 euros) y el M50d el más caro (106.600 euros), sin tener en cuenta al mencionado M. Sin embargo, dichos precios pueden ser sensiblemente superiores si le añadimos elementos opcionales como Head-Up Display, faros antiniebla de led, luz adaptativa o visión nocturna, por no hablar de los paquetes de personalización tipo Design Pure Extravagance (con detalles cromados y súper elegantes).

Respecto al equipamiento de serie, tiene todo lo que puedes esperar de los mejores coches exclusivos. En todos los X6 podrás disfrutar de levas tras el volante, cámara de marcha atrás, Surround View )un sistema de visión periférico 360 grados), eCall, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, apertura y cierre eléctrico del portón, conexión USB, control de velocidad de crucero activo, manos libres Bluetooth, climatizador bizona, asientos de la segunda fila divididos en proporción 40:20:40 o retrovisor interior eléctrico, entre otros elementos.