la-espectacular-mansion-de-robin-williams-villa-de-las-sonrisas

En el Valle de Napa, California, se encuentra de una las mansiones más impresionantes que nuestra mente sea capaz de imaginar. De hecho, su nombre lo dice todo. Bautizada como Villa de las Sonrisas, esta increíble residencia era propiedad del extraordinario actor Robin Williams.

Una mansión que ha sido vendida por la escalofriante cifra de 18 millones de dólares. Hoy en Lujazos descubrimos la belleza de esta vivienda, que durante años fue el hogar de uno de los mejores actores de la historia del cine.

264 hectáreas

Con 264 hectáreas de terreno, la residencia nos ofrece un paisaje de belleza sin igual. Colinas, olivos e incluso un viñedo convierten a esta residencia en un lugar privilegiado.

la-espectacular-mansion-de-robin-williams-villa-de-las-sonrisas

Una impresionante propiedad que ha sido rebajada de precio en varias ocasiones, ya que no encontraba comprador. Situada a pocos kilómetros de San Francisco, la vivienda tiene solamente dos plantas pero está decorada y equipada con todo lujo de detalles.

la-espectacular-mansion-de-robin-williams-villa-de-las-sonrisas

La mansión tiene cinco habitaciones, once cuartos de baño, una espectacular sala de cine, una biblioteca y otros muchos espacios destinados al entretenimiento y al ocio. Habitaciones que desvelan los gustos del dueño anterior.

Bodega de vinos, lago para pescar y mucho más

Si el interior nos ha dejado sin aliento, el exterior es pura poesía. Una casa para invitados, una piscina con su propio puente, un lago en el que pescar, una pista de tenis, un establo con capacidad para dar cobijo a una decena de caballos, una bodega con las mejores reservas de vino y hasta rutas de senderismo por las siete hectáreas que tiene la propiedad, donde encontramos más de cien mágicos olivos que decoran el paisaje.

la-espectacular-mansion-de-robin-williams-villa-de-las-sonrisas

Una residencia que podrán disfrutar sus nuevos comprados: una pareja de enólogos que quiere cosechar su propio vino en los 18 acres de la propiedad. Un privilegio al alcance de muy pocos.