La isla privada y resort de lujo de Marlon Brando
Tetiaroa es un pequeño islote de islas situado en el océano Pacífico, además del resort de Marlon Brando. Un paraíso perdido y un refugio bañado por las cristalinas aguas del océano Pacífico, donde el actor rodó el film ‘El motín de la Bounty’.

Fue lo que se dice amor a primera vista, porque Marlon Brando no dudó en convertir esta rinconcito de tierra en su pequeño y ecológico hogar. ¿El nombre de este resort? The Brando.

Villas de lujo

Resulta que Tetiaroa es mucho más de lo que parece, ya que este paraíso perdido en el océano Pacífico también es un resort de lujo ecológico. Su inconfundible paisaje con frondosa vegetación tiñe el entorno de un maravilloso verde, mientras que sus playas de fina arena blanca y sus aguas turquesas convierten a Tetiaroa en un rincón natural de ensueño.

La isla privada y resort de lujo de Marlon Brando

De estilo polinesio

Un resort con 35 villas de lujo próximas a la orilla de una laguna donde habitan especies tan exóticas como las tortugas marinas y los pájaros de todos los colores. Villas con una arquitectura de estilo polinesio fabricadas en madera, espaciosas, luminosas y extraordinariamente cómodas. Pero lo más importante de todo, respetuosas con el medio ambiente.

Un equilibrio perfecto entre naturaleza y lujo, ya que los precios de alquiler de las villas rondan los 1.800 y los 9.000 euros, dependiendo de la temporada del año y del número de huéspedes.

La isla privada y resort de lujo de Marlon Brando

Pero además de belleza paisajística, naturaleza, biodiversidad ecológica y lujo, los turistas también tendrán la oportunidad de visitar antiguos templos sagrados, que están destinos a lugares de descanso y de ocio.

Gastronomía y actividades

Las imágenes hablan por sí solas. Aunque algunos detalles como el restaurante del resort y las actividades que se organizan solamente tendremos la oportunidad de descubrirlas viajando hasta aquí.

La isla privada y resort de lujo de Marlon Brando

Una combinación espléndida entre lujo, naturaleza, belleza, exclusividad y muchas otras sorpresas más. ¿Y cómo podemos llegar hasta aquí? Solamente en un avión privado. Otro ejemplo más de la exclusividad del resort de Marlon Brando en Tetiaroa.