las-joyas-mas-famosas-y-lujosas-de-chanel
Inspiradas en la audacia que caracterizaba a la primera colección de joyería que diseñó Mademoiselle Chanel en 1932, las actuales creaciones de la firma francesa son sinónimo de lujo, belleza y elegancia.

Piezas que nacen de los pinceles de artesanos, donde se conciben representaciones artísticas y bocetos, que pasan a formar parte de la historia de Chanel. Elaboradas en materiales de gran calidad y con piedras preciosas engarzadas, las joyas de Chanel son el mejor legado que nos puede dejar la casa francesa. Hoy hacemos un repaso por algunas de sus joyas más famosas y emblemáticas.

El collar de estrella Comète

Si tenemos que escoger una joya en particular, en Lujazos nos quedamos con el collar Comète de la colección Bijoux de Diamants, que fue diseñado por Coco Chanel en 1932. Su inconfundible diseño y la riqueza de sus materiales convierten a esta pieza en todo un clásico de la joyería.

las-joyas-mas-famosas-y-lujosas-de-chanel
Y es que Coco Chanel sentía debilidad por las estrellas, los soles, los leones y los hojas, que eran referencias frecuentes en algunas de sus joyas más famosas. Otra características que distingue a estas piezas es su gran versatilidad, ya que las joyas de Chanel se adaptan perfectamente a las necesidades de cada mujer. Un buen ejemplo de ello es el collar de estrella Comète, que se adapta a cualquier cuello femenino.

Las perlas

las-joyas-mas-famosas-y-lujosas-de-chanel
Aunque si algo caracteriza a la joyería de Chanel es, sin duda, las perlas. Perles de jour’ es otra de sus piezas más emblemáticas, con 87 perlas gruesas y un diamante de 8 quilates.

El broche ameba

las-joyas-mas-famosas-y-lujosas-de-chanel
Otras joyas inconfundibles de la maison francesa hacen referencia a la naturaleza. Desde flores como la camelia hasta innovadores broches con forma de ameba y de concha.

Grandes diseñadores del siglo XX

las-joyas-mas-famosas-y-lujosas-de-chanel
Y es que la casa Chanel ha contado entre sus listas con grandes y célebres diseñadores de joyas, como el duque Fulco di Verdura, que fue uno de los diseñadores más provocadores del siglo XX.

Una colaboración que dio paso a algunas de las piezas de Alta Joyería más sorprendentes y exclusivas del mundo.