Las pistolas de paintball más caras del mundo
El paintball tuvo su origen en el juego de Richard Connel, “The Most Dangerous Game”, en la que un cazador de caza de Rusia, aburrido de cazar animales, decide comenzar a cazar a los seres humanos. Desde su creación en 1976, el juego ha tenido un gran éxito. Cada año, más de 10 millones de personas juegan a paintball, sólo, en los EE.UU. No es extraño, entonces, que empresas como WDP y Eclipse decidieran tratar de superarse continuamente creando mejores armas, hasta conseguir fabricar algunas de las armas de paintball más lujoso y más caras del mundo.

- WDP Angel G-7 (1.500$)
Hace ya un tiempo que este arma salió al mercado y cautivó a los más entusiastas. Anunciada como la pistola más rápida del paintball, es capaz de disparar treinta y uno “pellets” por segundo a una velocidad de salida de 300 pies por segundo. Se llegaron a vender 1.000 armas en una semana.

- Planet Exclipse SL74 (1.995$)
Pesando menos de dos libras, esta es conocida como la más ligera del mundo. Dispone de un mecanismo que permite al usuario elegir entre reducir la presión y un aumento de los disparos.

- Breda M37 8mm Machine Gun (4.999$)
Pesa 30 libras y puede disparar de forma semi-automática, en ráfagas cortas y en modo completamente automático. El arma está repleta de detalles que la convierten en la pistola de paintball más cara del mundo. Se fabrica bajo petición previo y la casa, suele tardar unas cuatro semanas en su fabricación total. Lo malo de esta arma y de las anteriormente citadas es, que poseen mecanismos de disparo tan refinados que si se dejan al aire libre o en zonas dónde por la noche se produzcan bajas temperaturas, pueden estropearse.