Se subasta el diamante Beau Sancy
Un espectacular diamante de 35 quilates con forma que, María de Médicis llevó en su coronación en 1610, se subastará en Ginebra el próximo 15 de mayo. Esta joya es una de las más conocidas del mundo por lo que la subasta promete convertirse en todo un espectáculo. El diamante ha ido pasando a lo largo de los años por diferentes familias reales como la de Francia, Inglaterra, Prusia y los Países Bajos.

El Beau Sancy ha sido testigo de 400 años de historia europea. David Bennett, del departamento de joyería de Sotheby ‘s, ha explicado en un comunicado que este diamante es una de las joyas más fascinantes y románticas que jamás se hayan subastado. La piedra recibió ese nombre por Nicolás Harley de Sancy, que lo compró en Constantinopla, ahora Estambul, en el siglo XVI.

Se cree que provenía de la ciudad de Golconda, en el centro de la India, donde otros diamantes famosos tales como el Kohinoor y el Regente aparecieron. María de Médicis lo llevaba montado encima de la corona de su coronación el 13 de mayo de 1610, el día antes de que su marido, el rey de Francia Enrique IV, fuera asesinado. Este diamante rara vez ha sido mostrado al público en las últimas décadas.

A partir de marzo realizará una gira mundial en la que será exhibido en Hong Kong, Nueva York, Roma, París, Londres y Zúrich, antes de ser vendido en Ginebra. Según Sotheby ‘s, cuando el último emperador alemán y rey de Prusia, huyó al exilio a Holanda en 1918, las joyas de la corona, incluyendo el Beau Sancy, se mantuvieron en el palacio del Káiser en Berlín. Puede superar fácilmente los dos millones de dólares en la subasta.