Transportes de lujo para el día de tu boda
Si estás pensando en casarte y deseas cuidar hasta el último detalle deberías ir haciéndote una idea de cuál será el medio de transporte que elegirás para llegar a la Iglesia o al juzgado y para trasladarte hasta el lugar donde celebrarás el banquete, una vez finalizada la ceremonia. Si, además, eres de esas personas que quieren sentirse un/a auténtica protagonista por un día y que no deseas escatimar en gastos, te proponemos algunas opciones que no dejarán impasible a ningún invitado.

Muchos novios deciden alquilar el coche de sus sueños para su gran día y entre ellos hay un número considerable de parejas que coincide en la decisión al utilizar una limusina o un llamativo descapotable para sus traslados en tan señalada fecha. Pero hay otro gran grupo de enamorados que opta por alquilar un coche histórico como un Mustang o un Rolls Royce, que muchos concesionarios y talleres tienen preparados para este tipo de celebraciones.

Pero no sólo existen estas posibilidades, sino que también hay otros medios de transporte más originales aunque lo cierto es que, para qué negarlo, son más caros y difíciles de alquilar:

- A caballo: Aunque puede resultar incómodo con un vestido pomposo, la imagen de una novia montada a caballo es de película. Si el novio no quiere desmerecer, también existe la posibilidad de alquilar un carruaje para ambos.

- Desde el aire: Los novios más atrevidos pueden llegar a su banquete en globo o helicóptero, una elección no apta para personas con vértigo o claustrofobia, pero que permitirá a los recién casados divisar a sus invitados desde las alturas mientras el fotógrafo obtiene unas llamativas instantáneas.

- Navegando: Si vives en una zona de costa o deseas contraer matrimonio en las cercanías de una playa puedes sorprender a tus invitados llegando a la Iglesia en un velero u otro tipo de embarcación.