Un jardín de lujo
Muchos pensaban que los jardines no entrarían dentro del mundo del lujo. Pues, están realmente equivocados. Existen jardines en algunas partes del mundo que pueden considerarse como verdaderas “joyas orgánicas”. Estás joyas naturales, pueden comprarse con cualquier diamante que imagines. Hoy te hablamos de uno en concreto. Su nombre: Leonardslee.

Está valorado en unos 7,62 millones dólares y está situado en West Sussex. Esta es una exuberante propiedad de 225 acres llenos de jardines de hermosas flores hermosas, lagos, cascadas y árboles únicos en su especie. Los jardines están llenos de rododendros, camelias, magnolias y azaleas, entre otros.

Un jardín de lujo
El jardín ha sido propiedad de la familia Loder desde Sir Edmund Loder, que compró la finca en 1889. Este era un gran coleccionista de plantas en la época Victoriana. Desde la fecha de su compra, poco a poco el Sr. Loder comenzó a proyectar su amado jardín. Lleva a vierto al público más de 100 años. Sin embargo, todo eso cambió en 2010 cuando Robin Loder, que representa la quinta generación de Loders para encargarse del bellísimo Leonardslee, vendió los jardines por una espectacular suma de dinero: 5 millones de libras.

Los jardines fueron adquiridos por un comprador anónimo, que decidió interrumpir el acceso del público a los mismos. Actualmente la propiedad vuelve a estar en venta. Una de las partes más bonitas es la denominada Rock Garden. El diseño fue realizado alrededor de 1900 por la firma de James Pulham & Son, que se especializó en la construcción de jardines con rocas naturales. Para su fabricación utilizaron de grandes rocas y un material especial llamado Pulhamite.