Cómo cambiar la batería de mi coche
Una de mis peores pesadillas es quedarme tirado sin batería en medio de una carretera desértica. Para prevenir situaciones de este tipo es importante estar atentos al sonido del coche, especialmente si le cuesta arrancar. Otra señal de que la batería empieza a fallar es cuando detectamos que al coche le falta potencia al subir cuestas o zonas más elevadas. Si tu automóvil muestras de este tipo de fallos, seguramente tengas que cambiar la batería.

La opción más sencilla y cómoda es llevar tu coche al mecánico de confianza para que la recambie, pero si quieres ahorrarte bastante dinero, a continuación te explicamos cómo cambiar la batería de tu coche para poder hacer la reparación tú mismo sin ayuda externa. Si tienes manos es cuestión de ensuciarlas un poco.

Antes de comprobar el nivel de la batería, deberás apagar todos los contactos del coche para prevenir cualquier tipo de descarga eléctrica. Coloca el auto en un lugar aislado, sin pendiente y con buena ventilación para evitar una intoxicación a causa de los gases que se libera el motor.

Si la batería tiene ralladuras, golpes o grietas, el diagnóstico es claro: tendrás que cambiarla.

Si, por el contrario, presenta un buen aspecto pero los problemas persisten puede ser un problema en los terminales o bornes, es decir, los botones con los símbolos de positivo y negativo a los que se enganchan los cables del alternador. Por ejemplo, pueden que estén oxidados y por eso el coche pierda potencia. Si puede ser esa la causa, simplemente limpia los terminales y vuelve a comprobar cómo arranca. Si el problema no se soluciona, sin dudarlo cambia la batería.

Atención, para retirar los terminales necesitarás una llave fija. Retira primero en terminal negativo (el que va anclado al cable negro) y, seguidamente, el terminal positivo (rojo). Nunca el rojo primero porque podría producirse una pequeña chispa o explosión. Al desconectarlos asegúrate de dejarlos separados entre sí y, a ser posible, cubiertos por algún tipo de material aislante. Los dos polos no pueden tocarse.

Cómo cambiar la batería de mi coche
El siguiente paso es retirar la caja de la batería, para ello usa la llave para desanclar las sujeciones y extraerla del vehículo. Es recomendable que, antes de introducir la nueva, se limpie con agua caliente o algún tipo de desengrasante los terminales y la bandeja donde va encajada.

Antes de comprar una batería nueva, es importante que te leas atentamente el manual del fabricante que nos entregan cuando compramos nuestro coche, en ese documento se especificará el tamaño, las marcas compatibles o la capacidad de reserva de nuestra batería original. Teniendo en cuenta las características especificas podremos adquirir una nueva en cualquier gran almacén que tenga una sección de motor, los precios suelen rondar entre 100 y 250 euros.

Bien, si ya tienes en tu poder la batería de recambio, ha llegado el momento de instalarla. La colocaremos en la bandeja original, conectaremos cada terminal en su posición correcta. Primero anclaremos el terminal positivo al borne positivo y el negativo a su borne correspondiente. Revisa que quede bien sujeta y ¡ya tiene recambio para estrenar!